Una guía para definir su espacio vital con sillones individuales para living

5 noviembre, 2021 Desactivado Por Gustavo Lameda

sillones individuales para living

Uno de los principios del buen diseño es equilibrar ingeniosamente la forma y la función. Los sillones individuales para living son un excelente ejemplo de este equilibrio. Quizá se pregunte: «¿Qué es una silla de acento?». No se preocupe, es una pregunta habitual. 

Los sillones actúan a la vez como elemento decorativo y como asiento adicional en una sala de estar. Pueden utilizarse para aportar interés visual (piense en una pieza diseñada con una silueta inesperada o cubierta con un tapizado llamativo); para crear un entorno acogedor que fomente la conversación; o para proporcionar asientos individuales alrededor del televisor para la noche de cine en familia. 

Desde las más llamativas hasta las más sencillas, hay una gran variedad de sillas y sillones decorativos para el salón. Siga esta guía para obtener consejos sobre cómo elegir el tipo, el tamaño, la tela y el estilo adecuados para su espacio

  • Considera el relleno del sofá o sillón

Los sofás y sillones individuales para living se fabrican con diferentes rellenos, y su elección dependerá de sus prioridades. La espuma es firme y mantiene su forma, mientras que la fibra es más suave, pero sigue siendo resistente. 

Los rellenos de plumas, más caros, son aún más blandos, pero habrá que seguir rellenando los cojines. Sin embargo, pueden provocar alergias, por lo que puede preferir una fibra sintética hipoalergénica, como un relleno de monopolímero. 

Si opta por un material sintético, espere pagar más por un sofá que dure bien sin perder su forma. A menudo se utiliza una combinación de rellenos, como cojines de asiento de espuma de alta densidad con una envoltura de fibra, lo que crea comodidad y durabilidad. Todo el mantenimiento que se requiere es girar el sofá de vez en cuando.

  • Opte por un sofá o sillón de estructura sólida

Si su sofá o sillón va a utilizarse a diario, preste mucha atención a la estructura y pregunte al proveedor de qué material está hecha. Las partes que soportan la carga deben ser de madera dura, como el roble, el haya o el fresno. 

Las maderas blandas como el pino son más asequibles, pero no tienen la longevidad ni la resistencia a la deformación de las maderas duras más caras.

Para comprobar la estabilidad de un armazón, levante la pata delantera derecha quince centímetros del suelo. La pata delantera izquierda debe seguirla; si no es así, el armazón puede ser endeble y propenso a doblarse. Fíjese también en las patas que forman parte del marco, o que están atornilladas o sujetas con tacos.

  • ¿Qué estilo de sofá le conviene a su casa?

En los salones modernos con espacios abiertos, los sofás de esquina son una buena opción. Ofrecen asientos flexibles para zonas más amplias, y suelen dar cabida a más personas en un espacio más reducido que un conjunto que combine sillones y loveseats. 

Los sofás de estilo de mediados de siglo con las patas a la vista también quedan muy bien en los hogares modernos, pero también se pueden utilizar con simpatía en un salón tradicional, sólo hay que utilizar cojines y mantas para integrarlos en su esquema.

¿Respaldo alto o bajo? Dependerá de cómo le guste descansar -y le recomendamos encarecidamente que lo pruebe antes de comprarlo-, pero a juzgar por el aspecto, los sofás y sillones individuales para living de respaldo alto tienden a parecer más formales y tradicionales, mientras que los de respaldo bajo son más contemporáneos y relajados.

Para salones tradicionales, un Chesterfield encajaría perfectamente. O, para un mayor encanto de época, opte por un elegante sofá con respaldo de camello.